Saltar a contenidos

CLUB DEPORTIVO SEGOVIA RACING COMPETICION

Navegación

Menú principal

NOTICIAS

14/05/2010
RESUMEN TEMPORADA 2009
FOTO ANDRES LOBO Ampliar imatge

La temporada pasada estuvo marcada por las primeras carreras en las que por los malos resultados nos derivo a participar en un campeonato, el madrileño de montaña, que en un principio no teníamos intención de hacer en su totalidad.
Así comenzábamos en la inédita Subida al tramo utilizado en el Rallye Shalimar en la localidad de Lozoya, donde la climatología fue la estrella invitada, con unas temperaturas gélidas de nueve grados bajo cero y con nieve intermitente y un asfalto lleno de humedades y sal, se hizo la primera carrera del campeonato de Madrid consiguiendo ganar en nuestra clase y consiguiendo unos muy buenos puntos para un campeonato que no contábamos con el.
La segunda prueba era la segunda edición a Santa María de la Alameda, pero esta vez por la vertiente Sur, mucho más técnica y bonita, donde de nuevo quedamos entre los diez primeros de la scratc y ganadores de la clase y el grupo R.
La tercera carrera también inédita hasta ahora y donde nos estrenábamos como organizadores de una carrera con La cabra tira al monte, nuestro otro club de carreras, con muy distinto resultado, ya que el coche fue imposible que tomara la salida en la segunda manga para puntuar y por lo menos haber quedado segundo de la categoría y además con los problemas de salud del piloto con una fuerte gastroenteritis sufrida durante todo el fin de semana. Y aunque la carrera en si fue un éxito y quedamos muy satisfechos como organizadores, personalmente el resultado del equipo bastante malo además con el lastre de tener que localizar y reparar una avería que hasta ahora nunca tuvimos.
Después de reparar el coche acudimos a la segunda carrera que disputábamos del campeonato de Castilla y León La Subida a Navandrinal, con el susto de la temporada ya que en la manga de éntrenos se paraba el coche y acto seguido se inflamaba en una deflagración con el consiguiente incendio, de nuevo una importante avería y reparación, y con las manos vacías a casa sin ningún punto lo que se ponía muy cuesta arriba el campeonato de grupo R, y con muchas incógnitas de como quedaría el vehículo después de este incidente.
Nuestro equipo se desplazo a la Subida al Piélago que no era puntuable en ninguno de los campeonatos que estábamos centrados con el fin de probar el coche. Y lo hicimos de una manera sobresaliente, bajando el registro del pasado año en 7 segundos y no dando el coche ningún problema, consiguiendo ganar en la clase y un trofeo como uno de los pilotos más espectaculares de la carrera.
Acudidos a Soria para intentar puntuar en la ultima prueba de Castilla y León, de cara a hacer un buen set up del coche para las dos ultimas carreras del campeonato madrileño donde estábamos cuartos absolutos y primeros de nuestra clase, y se probaron algunas soluciones nuevas en un trazado que no se adapta a las características de nuestra montura, donde quedamos terceros de clase con una discreta actuación, y consiguiendo tan solo 8 puntos y cerrando una nefasta campaña en Castilla y León en 2009.
Puestas nuestras esperanzas en terminar las dos carreras del madrileño y mantener nuestras expectativas salimos sin saber que un golpe de suerte nos haría subir del cuarto al segundo puesto de la general en la Subida al Vellón, los dos oponentes mas directos Pedro Flores salía con un Clío alquilado que no le daba el resultado esperado y no puntuaba quedándose descolgado por la lucha, y Jesús Meneses sufría un fuerte accidente y salía dañado físicamente, por lo que nos quedábamos en la segunda plaza del campeonato con una carrera por disputarse y como único aspirante a poder optar al campeonato después del primer clasificado Jesús García que no fallaba en el tramo final y con su Porche 996 se imponía en esta carrera en la general de turismos, por su parte nuestro equipo ganaba en la clase aunque no sin polémica y perjudicados por unos cronometrajes nada claros.
La ultima carrera, la resucitada Subida a Paraculellos del Jarama, de disputaba en diciembre con un frío que se calaba en los huesos y con un asfalto delicadísimo, donde luchamos por el campeonato con la única posibilidad que Jesús García no puntuase, cosa muy difícil, y volviendo a ganar nuestro equipo la clase, quedando al final del campeonato como Subcampeón absoluto, ganador del grupo R y campeones de la clase III. Al final se salvo una temporada que se torció y con pocas expectativas de conseguir algún titulo.
La próxima temporada será difícil por la crisis, y será complicado centrar nuestra actuación en un campeonato al completo, esperemos poder brillar a la altura que siempre hemos estado.